¡Marchando una de HOAX! A vueltas con los “Bulos”

Recurrentemente aparecen por Whatsapp falsas noticias sobre mil cosas, como una alerta por una crema solar de NIVEA. Corren como la pólvora. Ni os imagináis por cuantos contactos y grupos pueden llegar. ¡¡ALARMA, ALARMA!! Obviamente no son más que eso, otro HOAX más, otro BULO. Así que tratando de sacar beneficio de tanto despropósito, he decidido sentarme a reflexionar sobre esto.BULO (3)

La imagen anterior solo es un ejemplo de los muchos bulos de este tipo que nos llegan diariamente. Es imposible escapar a ello. Sin duda las Redes Sociales están para comunicar, para permitir que lo que tengamos que decir llegue antes y a más gente. Pero de verdad que a veces no pasa nada si reflexionamos un poco, si nos paramos a hacernos un par de preguntas antes de compartir.

  • ¿Lo que me ha llegado es realmente cierto?
  • ¿Lo que voy a compartir le aporta algo de interés a los demás?

¡Corre HOAX, corre!

Preguntas sencillas, que no van a revolver los cimientos de nuestros principios porque nos las hagamos. Pero que no se muy bien por qué extraña razón quedan eclipsadas por el síndrome del dedo veloz. Hay que compartir y hay que hacerlo ya. Ponemos por delante el ser los primeros en conseguir un Me Gusta antes que los demás, al interés que pueda tener lo que compartimos. Al igual que en la esplendida película de Robert Zemeckis, protagonizada por Tom Hanks, gritamos aquello de ¡Corre HOAX, corre! Sin saber ni por qué, ni para qué.Corre hoax corre (3)

En La Red somos lo que publicamos

Algo de lo que parece que no somos muy conscientes es que todo esto condiciona nuestra Imagen Digital. ¿Qué quiero decir con Imagen Digital? Pues nuestra presencia en La Red, a través del medio que sea. Somos lo que hacemos, se nos va a juzgar por los contenidos que compartimos, por lo que difundimos. Nuestra Imagen en Internet es el conjunto de publicaciones que vamos subiendo a las Redes Sociales. Noticias, fotografías, comentarios… van formando un perfil que quedará ahí para los restos. Los demás, nuestros contactos, o todos los que tengan acceso a lo que publiquemos en abierto, se harán una idea de cómo somos dependiendo de lo que hayamos publicado hasta la fecha.Corre hoax corre (2)

¡Marchando una de BULO!

Los Bulos o los HOAX no son todos iguales. Ni nos llegan por los mismos medios. Se transmiten por Redes Sociales, Whatsapp, correo electrónico… ¿Pero cual es el objeto de este tipo de mensajes, qué sentido tiene crearlos? Aunque parezca mentira en la mayoría de este tipo de publicaciones no se busca, en ningún momento la difusión del mensaje que nos presentan en primera instancia. Hay otros objetivos más oscuros, hacen uso y abuso de nuestra curiosidad, apelan a nuestros buenos sentimientos, a nuestras creencias religiosas. Aparentemente en un principio parece tratarse de una buena acción, como podría ser la de comunicar una alerta, para en realidad conseguir otro objetivo bien distinto, como pudiera ser: hacer daño a una persona o empresa, difundir un virus o una estafa telefónica.Corre hoax corre (4)

Pero hay BULOS y Bulos

Para entenderlo mejor prefiero clasificarlos en tres tipos, según parte de su contenido, que paso a enumerar:

  1. Aquellos que solo se componen de texto.
    • Estos solo buscan como ya he dicho, provocar alarma social o desprestigiar a una marca o persona. Un claro ejemplo de estos es el que ilustra el inicio de este artículo.
  2. Los que incluyen un número de teléfono.
    • En estos casos ya debemos empezar a preocuparnos. Porque lo que acompaña a este bulo es una estafa. Abusando de nuestra buena fe, el numerito al que nos invitan a llamar esconde un contestador que factura por segundos, cuando no es uno de tarificación especial. Y ya la tenemos liada. ¿Y ahora qué, le reclamamos al que nos mandó el mensaje?

      whatsappfull

      Haz clic en la imagen para leer el artículo de la Voz de Galicia.

  3. Los que se acompañan de un enlace o archivo adjunto.
    • Nada bueno se puede esconder detrás de uno de estos enlaces o archivos adjuntos. En estos casos esos archivos o enlaces ocultan algún tipo de virus o ataque a nuestro ordenador o teléfono. Puede tratarse desde un simple bloqueador de Navegador a un virus que nos encripte toda la información de nuestro ordenador.

      hoax-gmail-pago

      Ejemplo de Bulo de Gmail de pago

 

Reflexionemos antes de compartir

Por lo tanto, una forma muy sencilla de confirmar si lo que hemos recibido es una noticia real o un bulo pasa por una simple búsqueda en Google, o consultar el Twitter de nuestros periódicos de referencia. Por otro lado existen web especializadas en desmentir HOAX, os dejo enlaces a algunas de las que yo utilizo.

Así que mucha cabeza. Reflexionar antes de compartir una información de la que no tengamos clara su procedencia o su veracidad. Como ya habeis visto, hay dos cosas en juego. Por un lado nuestra propia Imagen Digital, y por otro podemos sufrir un daño directo en nuestros equipos o en nuestra cuenta bancaria. eso cuando no se lo provocamos a aquellos con los que lo hemos compartido.

Imágenes editadas a partir de:

  • http://www.atletas.info/wp-content/uploads/2014/09/forrest.jpg
  • https://pixabay.com/es/butler-bandeja-bebidas-vino-964007/
  • https://pixabay.com/es/operaci%C3%B3n-camarera-gracioso-985006/

Espero que la lectura haya sido productiva.
Si te ha gustado el artículo y quieres recibir personalmente todas las novedades de mi web, suscríbete. Será un placer hacerte llegar la información más importante que publique, así como otras iniciativas de interés, relacionadas con el Uso Seguro y Responsable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. (TIC’s). suscribete Si lo que quieres es aclarar alguna duda sobre este artículo o sobre otra cuestión relacionada con lo publicado en esta web, no lo pienses dos veces, ponte en Contacto con nosotos. consulta Si te ha gustado en artículo te agradecería que dejaras un comentario. Igualmente si crees que se debe hacer alguna corrección o crees que puedes aportar algo más de lo aquí explicado. Entre todos podemos conseguir disfrutar de un Uso Seguro y Responsable de la Tecnología.


Un comentario

  1. Pingback: ¿Poner el PIN al revés de tu tarjeta? No te lo crees ni tu. | Santi Rey

Deja tu comentario: