¿Qué es eso de imagen digital y reputación On Line? Acompáñame, te lo explico.

El ser humano es sociable por naturaleza. Nuestra supervivencia como especie ha pasado, en gran medida por vivir en grupo. Con esto no descubro nada nuevo, como tampoco lo hago al decir que dentro del grupo no somos todos iguales. Cada uno de nosotros tenemos nuestra propia imagen, nuestra propia identidad; lo cual es otro aspecto que ayudó a nuestra supervivencia: la diversidad. Todos somos distintos, por lo que para poder establecer relaciones dentro de esa variedad, nos distinguimos los unos de los otros a través de la IDENTIDAD. A consecuencia de esas mismas relaciones, esa identidad evoluciona. Según avanzamos en nuestra vida la forma en que los demás nos ven cambia. Con el paso del tiempo el resto de la sociedad va creando un “perfil” sobre nosotros mismos; osea, se va creando nuestra propia REPUTACIÓN. Podemos decir que Identidad y Reputación son términos relacionados e innatos de una vida en sociedad.  Esto ya lo sabíamos, llevamos siglos (milenios) conviviendo con estos conceptos.identidad y reputacion (3)

 

Con nombres y apellidos

Pero…con la implantación de las actuales formas de comunicación algo está cambiando, ya que a los dos conceptos que he citado anteriormente les faltan sus respectivos apellidos.

Por un lado tenemos la Identidad Digital, que no es otra cosa que:

…el conjunto de la información sobre un individuo o una organización expuesta en Internet (datos personales, imágenes, registros, noticias, comentarios, etc.) que conforma una descripción de dicha persona en el plano digital. (nota al pie 1)

Y por otro tenemos la Reputación On Line, que la definimos como:

 … la opinión o consideración social que otros usuarios tienen de la vivencia online de una persona o de una organización. (nota al pie 1)

Ante de seguir quiero aclarar algo. No es que tengamos dos Identidades distintas: digital y analógica. Al contrario, cada día que pasa se superponen más ambos conceptos, por lo que convergemos hacia uno nuevo, que es la Identidad Híbrida. Posiblemente en un futuro no muy lejano estos “apellidos” se pierdan, y acabemos hablando nuevamente solo de Identidad y Reputación “a secas”.

Loquillo – La mala reputación

Como dije antes algo está cambiando. Las generaciones anteriores a la nuestra eran capaces de controlar mucho más su Imagen y Reputación. Eran dueños y señores de ambos conceptos. Es más, si por circunstancias de la vida se quería hacer “borrón y cuenta nueva”, solo tenías que cambiarte de pueblo. Ya no digo de país, te llegaba con desplazarte una decenas de kilómetros. Pero hoy eso no es tan sencillo, tenemos dos grandes “handicaps”.

La arena que escapa entre nuestros dedos

Para empezar cada vez tenemos menos control de nuestra Identidad, de la Imagen que mostramos al mundo. Puede que nosotros seamos muy conscientes de lo que sí y de lo que no publicamos sobre nosotros mismos en La Red. ¿Pero cómo controlamos lo que publican de nosotros terceras personas? Incluso si no tienes perfil en ninguna red social, jamas has hecho un comentario en un blog, o no usas whatsapp ni nada parecido, ¿qué impide que lo hagan otros? No hablo de suplantación de identidad on line, que va (sobre eso os recomiendo mi artículo “Hacerse pasar por otro en Facebook es un delito ¿O no?“) de lo que hablo ahora es de qué impide que mi amigo suba las fotos de la última cena que compartimos, del viaje que hicimos juntos… o de nuestra participación en el bloqueo de un desahucio, por poner algunos ejemplos. Sube la foto, nos etiqueta en ella y el resto del mundo la comenta. Pues desde ese mismo momento ya empezamos a tener una Identidad Digital. identidad y reputacion on lineOtro claro ejemplo dela generación de una Identidad Digital involuntaria es la de los menores. Vamos a partir de la base de que nadie, nadie, nadie  😉  sube fotos de menores sin el consentimiento de sus tutores, pero todos conocemos más de un caso en el que vemos en Facebook, Twitter, Instagrmam… como va creciendo el hijo de un familiar o de un amigo. Cumpleaños, vacaciones, escapadas de fin de semana, alguna trastada que otras que hace el nene…, todas son buenas escusas para subir una foto o un vídeo. Y no digo que esto este mal, solo digo que es otro ejemplo de como se va creando una Identidad Digital involuntariamente. Queda claro pues, lo difícil que resulta poner limites, controlar lo que se ve, lo que se dice de nosotros. Por lo tanto, el mismo poco control tenemos sobre la Reputación On Line que toda esa información genera, ya que son tres las fuentes de las que bebe:

  • Las acciones emprendidas por nosotros mismos.
  • La información sobre nosotros generada por otros.
  • Y las acciones de las personas con quien nos relacionamos.

¿Qué quiero decir con esta última? Todos conocemos el refrán: dime con quién andas y te diré quién eres. Pues eso, nuestra Reputación On Line también la marcan las personas o grupos que seguimos en Facebook, Twitter, Instagram, el contenido de los artículos de prensa que compartimos, etc. ¿Entonces está mal compartir? NO. Pero debemos ser conscientes del alcance de lo que hacemos.

En cualquier momento, en cualquier lugar

Esto me lleva a recordar que dije que tenemos DOS handicaps. El segundo creo que lo ves venir. ¿A qué pueblo dices que te vas a cambiar para hacer borrón y cuenta nueva? La globalización de las relaciones personales es un arma de doble filo. Por un lado permite establecer contactos con otras personas al otro lado del mundo; algo que antes solo estaba reservado a unos pocos (radio-aficionados por ejemplo  😉 ). Sin duda es maravilloso poder contactar con familiares lejanos, o incluso hacer nuevos amigos que, de no ser por Internet no tendríamos jamás la posibilidad de conocer. Pero por otro lado nuestra Identidad Digital y Reputación On Line nos seguirán a donde quiera que vayamos. No solo en el espacio, sino en el tiempo.

identidad y reputacion (2)Posiblemente estés pensando que existe algo que se llama Derecho al Olvido. Es un debate abierto en el que diversas agencias españolas y europeas están trabajando, pero que a día de hoy está sin resolver. ¿Cabe el derecho al olvido si me citan en en un artículo de prensa, o si me nombran en el BOE por una subvención o una multa? solo por poner algún ejemplo.

Recomendaciones

Para mantener una correcta gestión de nuestra Identidad y Reputación en La Red, se pueden hacer mil cosas. La mayoría de ellas tienen una misma raíz, el sentido común. Seguro que a la mayoría os suenan las que os voy a proponer, pero permitirme que aun así haga un pequeño repaso, ya verás como sorprendo a más de uno.

Como en cualquier gestión de seguridad (al fin y al cabo de eso se trata) las medidas que adoptemos serán de dos tipos: las que están para que no pase nada y las que ejecutamos cuando se lía parda. Te recuerdo que cada vez es menor la diferencia entre lo analógico y lo digital; por ello son tan importantes estas medidas.

Para que no pase nada

Os puedo contar mil y una batallas: que si no des más datos de los necesarios en los formularios de suscripción, que ajustes bien las configuraciones de privacidad en las Redes Sociales, que te lo pienses bien antes de compartir o comentar… Es cierto que son cosas muy interesantes, seguro. Pero… (¿os pensabais que no habría un pero hoy?)… el gran caballo de batalla no es ese. Como digo en uno de los subtítulos de este artículo, el control de nuestra identidad se nos escapa como la arena entre nuestros dedos.identidad y reputacion Los Términos de Uso de las Aplicaciones y Servicios. ¡Que no los lee nadie! Nos registramos en una web, red social o nos descargamos una aplicación al móvil y… le damos a todo Aceptar, Aceptar, Aceptar. Así, por las buenas, porque yo lo valgo. Total, ¿qué puede pasar? si esto de Internet es todo de mentirijillas. Después nos extraña que pasen cosas raras. La mayoría de estos servicio gratuitos sacan su beneficio de la venta o uso de nuestros datos, de nuestra identidad. De vez en cuando, en Facebook sobre todo, se ve el típico post: Los hackers ya han entrado en mi perfil….publican porno en mi nombre….

identidad y reputacion

No digo yo que esto no sea cierto. Pero el 90% de las publicaciones que se hacen en las redes sociales SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO no son cosas de los cibercriminales. Sino de las Aplicaciones, Juegos, Páginas Web… a las que les hemos dado permiso para publicar en nuestro nombre. Os recomiendo que os sentéis un momento y repaséis a qué parte de vuestra privacidad le estáis dando acceso a todas estas aplicaciones que tenéis en el movil.

Ya se ha liado parda

Si has llegado hasta aquí leyendo, lo primero darte la gracias. Y lo segundo compartir contigo una reflexión: está más que claro que no todo está en nuestra mano. Así que puede que por mucho que pongamos de nuestra parte, algún día no encontremos en medio de un incidente en el que nuestra Reputación OnLine quede en entredicho.

1º Pedir una rectificación

Pues bien, llegado a ese extremo lo primero que tenemos que tratar de hacer es desliar el entuerto. Para ello lo mejor es dirigirnos directamente al persona/as que han puesto nuestra reputación en duda, tratando de obtener una rectificación. Siempre con una actitud moderada y calmada. No se va a conseguir nada devolviéndosela con la misma moneda. A través del mismo medio, trataremos de contactar con ella y le pediremos que retire el comentario (etiqueta, foto, vídeo…) o que lo rectifique. Eso ya depende del tipo de plataforma o red social de la que estemos hablando.

2º Usar los medios de denuncia de la plataforma o red.

En el caso de que el primer paso no haya dado el resultado esperado, podemos optar por informar/denunciar a través de la propia Red Social. Todas tienen algún mecanismo de reporte de este tipo de situaciones. A través de una serie de formularios pondremos en su conocimiento nuestro interés en que se retire cierto comentario, foto, vídeo, etc. Aquí os dejo los enlaces a más utilizadas.

Pero ojo, recordar que si es cierto que se retira, después ya no estará. Sí, ya se que parece una perogrullada, pero pensar en que a lo peor nos veamos abocados a llegar al tercer paso, a pesar de tener éxito en este. Quiero decir, que tal vez se esté cometiendo un delito contra nuestra privacidad, honor… y si se borra lo que hemos pedido que se borre, ¿después qué pruebas tendremos? Por eso es conveniente tomar algunas medidas.

  • Hacer una captura de pantalla (ojo con esta, que suele tener poco valor en el momento del juicio).
  • Hacer una copia de seguridad del móvil.
  • Re-enviarnos el mensaje, vídeo, foto… por e-mail.
  • Realizar una acta notarial.

La idea es que tras haber sido atendida nuestra solicitud de retirar ese comentario, podamos tener pruebas del hecho para poder denunciar.

3º Denunciar por la vía judicial.

Si la agresión a nuestra Reputación On Line es grave, osea como nos gusta decir a policías y letrados, es constitutiva de delito, yo no descartaría saltarse el punto dos y acudir a este directamente. Que no es otra cosa que acudir a las Oficinas de Denuncias de Policía Nacional o Guardia Civil, o al Juzgado de Guardia con todas las pruebas de que dispongamos, e interponer la correspondiente denuncia.

Este va a ser un camino largo y tortuoso, ya os lo adelanto, pero sin ningún genero de duda todo hecho delictivo ha de ser denunciado. No se puede pedir a la justicia que sea eficaz, que sea efectiva, si no la informamos de los delitos que se cometen. Tenemos que entender que en el mundo judicial lo que no se denuncia no existe. Si queremos una justicia cercana al ciudadano, empecemos por acercarnos nosotros y colaborar con ella.

Hablando de colaboración no puedo dejar pasar la ocasión de contaros que también se puede informar sin llegar a denunciar. Me explico, si tenemos conocimiento de algún hecho en las Redes Sociales, que nos pudiera parecer delictivo, podemos ponerlo en conocimiento de la Policía o la Guardia Civil, sin llegar a denunciar. Para ello ambos Cuerpo tienen habilitadas una serie de vías de comunicación con la ciudadanía. Os dejo un enlace de esta propia web en el que los tendréis siempre a mano (Zona de Denuncia)

Me ha quedado un artículo un poco largo, lo se. Así que te agradezco que me acompañaras en este viaje. Pero este es un tema del que podría estar hablando horas y horas. Si ahora quieres rematar la faena te propongo que dejes tu comentario. Para mi es muuuy importante saber tu opinión. Con ello trataré de mejorar y prestarte un mejor servicio.

 


Nota al pie 1

Definiciones extraídas de la Guía para usuarios: identidad digital y reputación online. Puedes descargarla aquí para ampliar la información.


Imágenes y montajes creados a partir de:

  • https://pixabay.com/es/soldado-de-asalto-star-wars-lego-1343877/
  • https://pixabay.com/es/mano-abierto-dedo-arena-1599898/
  • https://pixabay.com/es/saltamontes-viridissima-verde-193721/

Espero que la lectura haya sido productiva.
Si te ha gustado el artículo y quieres recibir personalmente todas las novedades de mi web, suscríbete. Será un placer hacerte llegar la información más importante que publique, así como otras iniciativas de interés, relacionadas con el Uso Seguro y Responsable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. (TIC’s). suscribete Si lo que quieres es aclarar alguna duda sobre este artículo o sobre otra cuestión relacionada con lo publicado en esta web, no lo pienses dos veces, mándame un mail a contacto@santirey.com o cubre el formulario de consultas, que para eso está. consulta


Deja tu comentario: