Ciberacoso, la figura del “espectador”

Uno de los temas más relevantes en lo relacionado con el uso Seguro y Responsable de las Nuevas Tecnologías, es la capacidad de hacer daño a través de ellas. Si nos centramos en lo relacionado con el Ciberacoso (Ciberbullying) observamos que se puede presentar de diversas formas, y una de sus clasificaciones es atendiendo a si hay intervención o no de un adulto. Me explico, si el ciberacoso se da entre menores es una cosa distinta a si interviene un adulto, que en ese caso podríamos estar hablando de Grooming. Explico lo que es eso en la entrada Grooming ¿y eso que significa?

miedo al ciberacoso

Miedo

Definición de Ciberacoso

A la hora de establecer una definición de ciberacoso, me quedo con la que chaval.es da en su muy interesante curso online Seguridad TIC y Menores de Edad:

Se trata pues del “daño intencional y repetido infligido por parte de un menor o grupo de menores hacia otro menor mediante el uso de medios digitales“.

De esta frase deducimos 4 principales características del Ciberacoso:

  • Hay intención de agredir.
  • Se repite en el tiempo, es continuado.
  • Es entre menores, entre iguales.
  • Se emplean medios digitales.

No hace falta que explique la importancia que tiene para todo niño el paso por la escuela/instituto. Aparte de su casa es, probablemente, el lugar donde aprenden a socializarse, a convivir, a compartir. Es ahí donde les suceden las cosas importantes. Y hasta hace poco más de una década, permitirme la expresión, lo que sucedía en el colegio, se quedaba en el colegio. Ya entonces el Acoso Escolar era un problema con el que luchar, no es un invento de ahora. Pero las Nuevas Tecnologías al abrir las puertas de las Redes Sociales a los menores hacen que ya no se queden las agresiones en el colegio. Se cuelgan de su mochila y les persiguen allí donde van.

acoso escolar ciberacoso

El dolor del menor acosado

Victimización

El alcance de la capacidad de hacer daño, se multiplica exponencialmente. La víctima lo es 24 horas al día, 7 días a la semana.  Al consultar sus Redes Sociales les vuelven a golpear, al abrir el Tuenti la odiosa foto sigue ahí, al leer sus Whatsapp se repite lo mismo. El agobio de ser acosado no cesa ni en casa.

Por otro lado la Audiencia ahora es mucho mayor. Un mensaje se propaga en unos días o incluso horas de manera completamente incontrolable, llegando a convertirse en Viral. Término que se emplea para definir aquello que tiene un alcance insospechado, que se nos ha ido de las manos; por decirlo de una manera llana.

Por lo que ya tenemos dos importantes diferencias con los acosos de generaciones pasadas.

  • Victimización 24/7
  • Viralización de la Audiencia

Espectadores

¿Y cómo un acosador consigue que una ofensa, un insulto se vuelva viral? Esta pregunta no es ni mucho menos menor. Porque en todo acoso escolar y especialmente en los casos de ciberacoso no solo intervienen Víctima y Acosador. Esto no es exclusivamente cosa de dos. Hay un tercer actor de una enrome relevancia y es/son los ESPECTADORES.

Prácticamente el 99% de los alumnos de un centro escolar son conocedores de algún caso de Acoso Escolar, y en los entornos digitales sucede lo mismo. Es difícil creer que si nuestros hijos son usuarios de Redes Sociales no conozcan algún caso de Ciberacoso en la Redes. Por lo tanto debemos partir de la premisa que si o si la gran mayoría de nuestros hijos/alumnos conocen algún caso. Sin entrar en demasiado detalle del por qué un menor acosa a otro, en la mayoría de los casos busca la expectación, es uno de los objetivos del acoso. Saber esto le proporciona al Espectador una postura muy relevante. Pero no estoy hablando del Espectador pasivo, que no actúa por miedo a ser él el foco de la agresión, ni del que aplaude y legitimiza la acción. Estoy hablando del gran poder que tiene y que debe ejercer el ESPECTADOR que se preocupa por ayudar a la víctima.

quiero ayudar

Yo quiero ayudar.

El Espectador es parte de la solución. ¿Quién quiere ayudar?

Como padres/educadores debemos inculcar en nuestros tutelados una serie de valores para que si son testigos de algún caso de Ciberacoso, que como cité antes en la mayoría de los casos lo son, tengan unas pautas, unas herramientas para ser parte de la solución. Aquí os dejo algunos argumentos para poder debatir este tema con vuestros hijos en casa o con los alumnos en el aula.

  • La fuerza está en ti.
    • La comunicación entre iguales es mucho más potente de lo que creemos. Un mensaje que le llega al acosador de otro menor es más eficaz que si se lo dice un adulto. Que no lo sustituye, ojo. Pero suma y con fuerza. Eso se lo tenemos que hacer entender a quien sea testigo de un ciberacoso. Aunque no lo creas, tú puedes ayudar a pararlo.
  • Censúralo activamente.
    • Muéstrate contrario a este tipo de acosos. Seguramente, si estás siendo testigo de como insultan o se mofan de un compañero de clase, no te gusta lo que estás viendo. El acosador debe saber que NO todos le ríen las gracias. Critica lo que ves, con la esperanza de que deje de hacerlo.
  • ¿Divulgarlo? ¡YO NO!
    • Esta es la parte más fácil. Tan sencillo como no reenviar esa foto, no retwittear esa frase insultante. Que esa cadena se rompa en ti.
  • Denúncialo en las Redes.
    • La mayor parte las Redes sociales tienen habilitados mecanismos para poder denunciar los contenidos abusivos u ofensivos. No estamos hablando de ir a Comisaría a poner una denuncia, asunto que trataremos al hablar de Víctimas de Ciberacoso. Hablamos de hacer clic y poco más. Que Facebook, Twitter, Tuenti… sepa que no nos gusta los que vemos.
  • ¡Haz algo y hazlo ya!
    • Que no te preocupe ser el primero en dar un paso al frente. Verás como no eres el único. A veces el grupo está necesita que alguien dé el primer paso. Siendo como es por una causa justa, ¿cuál es el problema? No esperes a que lo de otro. Comprobarás que hay más que opinan como tú.
  • Apoyar a la Víctima, ¿qué sino?
    • Tanto si es uno de tus amigos como si no, trata de hacerle llegar tu apoyo. Asegúrate de que sabe que estás con él. Uno de los grandes males del Ciberacosado es la soledad con la que suele afrontar el problema. Pues ahí es donde más podemos ayudar. Hacerle llegar nuestro afecto y que sepa que rechazamos el acoso.

En resumen, el objetivo es concienciar a nuestros menores que la solución no es mirar para otro lado, por una sencilla razón, y es que mañana pueden ser ellos el foco del acoso.

Imágenes de Pixabay.

  • https://pixabay.com/es/miedo-dominaci%C3%B3n-bully-v%C3%ADctima-981384/
  • https://pixabay.com/es/mujer-desesperado-triste-l%C3%A1grimas-1006100/
  • https://pixabay.com/es/ni%C3%B1o-dedo-hasta-feliz-irak-bagdad-677081/

Espero que la lectura haya sido productiva.
Si te ha gustado el artículo y quieres recibir personalmente todas las novedades de mi web, suscríbete. Será un placer hacerte llegar la información más importante que publique, así como otras iniciativas de interés, relacionadas con el Uso Seguro y Responsable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. (TIC’s). suscribete Si lo que quieres es aclarar alguna duda sobre este artículo o sobre otra cuestión relacionada con lo publicado en esta web, no lo pienses dos veces, ponte en Contacto con nosotos. consulta Si te ha gustado en artículo te agradecería que dejaras un comentario. Igualmente si crees que se debe hacer alguna corrección o crees que puedes aportar algo más de lo aquí explicado. Entre todos podemos conseguir disfrutar de un Uso Seguro y Responsable de la Tecnología.


Deja tu comentario: